Turismo y vivienda, dos grandes problemas reales en Barcelona.

El turismo y vivienda, uno de los grandes motores de la economía española, se está convirtiendo en uno de los mayores problemas para algunas ciudades de nuestro país como es el caso de Barcelona. Un dato que no es un pensamiento mío sino un problema real de los ciudadanos barceloneses como así lo manifiestan en el Barómetro semestral que realiza el Ayuntamiento de Barcelona. Una encuesta que permite cuantificar dicho problema y que es la gran preocupación de la ciudadanía, por encima de otras como puedan ser, incluso, el paro.

El 19% de los habitantes de Barcelona ha señalado el turismo como el principal problema de la ciudad mientras que un 12,4% destaca el paro y las condiciones de trabajo (era la primera preocupación desde diciembre de 2009) y un 6,1% señala el acceso a la vivienda como el quinto mayor problema, medio punto por debajo de la gestión política municipal.

Turismo y vienda, van en alza en preocupación para la ciudadanía

Dos grandes problemas, el del turismo y el acceso a la vivienda, que se han multiplicado de manera notable en los últimos años. Por ejemplo, el problema del turismo en mayo de 2016 era manifestado sólo por un 5,8% de los barceloneses encuestados mientras que al acceso a la vivienda era una preocupación para el 2%. Es decir, en doce meses se han multiplicado por más de dos y tres veces, respectivamente. Está claro que turismo y vivienda son una fuenta de clonflicto en Barcelona.

En esta línea se ha manifestado Gerardo Pisarello, alcalde de Barcelona de manera accidental durante el permiso de maternidad de Ada Colau, que ha destacado que “crece la gente que pide poner límites a determinados fenómenos, incluso los propios turistas han planteado que hay excesiva masificación”.

Turismo y vivienda son una preocupación de la ciudadanía que reclama medidas al Ayuntamiento de Barcelona y, en algunos casos, parece que se están poniendo manos a la obra. Por ejemplo, han llevado a cabo un expediente sancionador de 600.000 euros a Airbnb al exigir a la compañía el cumplimiento de la legislación debido a que está ofertando pisos turísticos sin licencia en su plataforma.

Otra de las medidas es la creación del Observatorio de Turismo de Barcelona impulsado por Ayuntamiento, Diputación y Consejería de Turismo de Barcelona que pretende elaborar datos acerca del turismo que sean útiles para ciudadanos, empresas y entidades y así gestionar, de manera más eficiente, el turismo en la ciudad. Además, desde el Ayuntamiento se han detectado 316 pisos realquilados por inquilinos como pisos turísticos (entre un 10% y 15% de los que han recibido orden de cese) y que supone un doble “fraude o delite” ya que: 1) se incumple el contrato de alquiler y 2) se ofrece un piso como turístico cuando en realidad no se tiene el permiso para ello.

En relación a esto último en este mes se ha conocido un caso en concreto. El de una propietaria que ha recuperado su vivienda que estaba siendo ilegalmente realquilada a turistas por el inquilino de la vivienda que la estaba alquilando vía Airbnb.

Si nos fijamos en datos sobre turismo recogidos en el INE se aprecia como los principales datos de turismo reflejan un gran año para todo el sector. Por ejemplo, las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros aumentan un 5,3% en mayo respecto al mismo mes de 2016 mientras que durante 2017 las pernoctaciones aumentan un 7,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Pero el dato más llamativo entre turismo y vivienda es que el grado de ocupación por plaza en alojamientos extrahoteleros es de 55,21% mientras que por apartamento alcanza el 76,68%, porcentaje que aumenta hasta un 83,74% los fines de semana, siendo la ciudad de España en la que más veces te dirán aquello de “no hay plazas libres, lo sentimos”. Además, si nos fijamos en los datos de alojamientos hoteleros se aprecia como por zonas turísticas, la de Barcelona alcanza tanto el mayor grado de ocupación hotelera por plazas (76,1%), como la mayor ocupación en fin de semana (81,9%), según datos recogidos en el INE y que ponen de manifiesto la masificación turística que se vive en Barcelona.

Los precios de la vivienda se disparan

Otro de los problemas que preocupan a los ciudadanos de Barcelona es el acceso a la vivienda como manifiesta un 6,1% de los habitantes de Barcelona. Y no es para menos puesto que según un estudio realizado por la tasadora inmobiliaria Tinsa, el precio de la vivienda en la ciudad de Barcelona ha experimentado un crecimiento muy significativo del 21,7% en el último año (la ciudad española en la que más se han encarecido los precios) ya que sólo entre abril y junio, el valor medio en la Ciudad Condal se ha incrementado un 8,4% respecto al primer trimestre del año. Pero los datos van mucho más allá y muestran como desde que tocara suelo el precio de la vivienda en el segundo trimestre de 2013, la ciudad se ha revalorizado un 40,3%.

Además, Barcelona ha adelantado este trimestre a San Sebastián como la capital con el precio más elevado del país, al alcanzar los 3.094 euros por m2 mientras que en la ciudad vasca el precio es de 2.984 euros. Precios bastante alejados a los de otras ciudades como Madrid (2.378 euros) y Bilbao (2.088) y ya no hablemos de las capitales más baratas como son Castellón y Lugo con precios por metro cuadrado de 797 y 892 euros, respectivamente.

Una subida fuerte de los precios de la vivienda en Barcelona que ha reducido, de manera notable, la brecha respecto a los máximos de 2007 y que se sitúa sólo en el 30,3%, siendo la segunda ciudad con una menor brecha tras Ourense, que acumula una caída del 25,5%.

Por distritos en la ciudad de Barcelona se aprecia como el aumento de precios inmobiliarios del distrito barcelonés de Ciutat Vella destaca sobre el resto de la Ciudad Condal al registrar una revalorización del 35,7% en los últimos doce meses mientras que el resto de distritos registra un incremento de precios por encima del 11% en el último año, siendo llamativos también en Sants-Monjuïc (+22,6%) y L’Eixample (22%) mientras que el distrito de Sarrià-SantGervasi ha superado este trimestre la cota de los 4.000 euros por metro cuadrado y se posiciona, con 4.247 euros , como el más caro de las cinco grandes capitales, por delante de los 3.935 euros del distrito de Salamanca, en Madrid.

FUENTE: Merca2
https://www.merca2.es/turismo-vivienda-dos-grandes-problemas-reales-barcelona/

También te puede interesar

Inmuebles de Barcelona

inmuebles de Barcelona