Tarifas de electricidad para empresas

Tener la tarifa de electricidad lo más ajustada a tus condiciones y con los mejores precios puede resultar en un ahorro, a nivel de vivienda, de hasta un 20% en la factura de electricidad.

A mayor consumo o potencia contratada, mayor es la factura y, por lo tanto, mayor será el ahorro. Imagina cuál sería el ahorro para una empresa con miles de kilovatios de consumo si se ajusta la tarifa de electricidad. Veamos cuáles son las tarifas especiales para empresa.

Tarifas para empresas

En el momento de contratación de una tarifa eléctrica para una empresa, independientemente de su tamaño, hay que tener en cuenta una serie de aspectos como el consumo, la potencia o los aparatos que estarán en funcionamiento.

En primer lugar, la potencia es la que determina qué tipo de tarifa de electricidad vamos a tener. De esta forma para potencias hasta 10 kW, tenemos las tarifas 2.0A; para aquellos suministros con una potencia de entre 10 y 15 kW, la tarifa será de 2.1A; y para suministros con más de 15 kW (en baja potencia) están las tarifas 3.0A.

Para todos aquellos usuarios que realicen un consumo elevado de electricidad en su empresa, será más beneficioso contratar una tarifa que ofrezca descuentos indefinidos en el término de energía. Sin embargo, si el consumo de luz es más reducido, se recomienda al cliente contratar una tarifa con descuentos o promociones en el término de potencia.

Otro de los aspectos que el consumidor debe tener en cuenta a la hora de contratar una tarifa eléctrica para su empresa es si el precio de ésta será fijo o variable. Si prefiere no llevarse sorpresas en su factura de luz de empresa, la mejor opción será contratar una tarifa con precio fijo, por lo que siempre pagará el mismo precio por cada kilovatio hora (kWh) consumido.

Potencia contratada

Elegir la potencia contratada no sólo determinará la tarifa, sino, también, la cantidad de aparatos que se pueden conectar a la vez. En la actualidad, para suministros de menos de 15 kW existe un control de potencia, que, de forma coloquial, hace que salten los plomos cuando se usa más potencia de la contratada. Si a nivel de vivienda esto puede ser un problema, en una empresa implica que no se trabaja, por lo que es vital tener la potencia contratada correcta.

En aquellos suministros de más de 15 kW existe el denominado maxímetro. Este aparato registra la potencia que se usa cada 15 minutos. En ningún caso saltan los plomos pero, si se usa más potencia de la contratada, se paga un recargo.

Las tarifas 2.0A y 2.1A pueden contratarse con o sin discriminación horaria. Las tarifas 3.0A, por su parte, ya vienen con una división horaria, tanto en la potencia como en el consumo.

En caso de las tarifas 2.0A y 2.1A, para elegir o no discriminación horaria, hay que tener en cuenta cuándo se va a hacer el mayor consumo, puesto que las horas más económicas coinciden con las horas nocturnas.

Si te ha gustado esta publicación de «Tarifas de electricidad para empresas», también te puede interesar

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Ingresa con e-mail

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad
Powered by Estatik