Casas sostenibles. ¿Qué son y qué características tienen?

Las casas sostenibles, o casas ecológicas. Un concepto que venimos oyendo hablar de forma habitual pero que no deja de ser relativamente reciente.

Pero para empezar: ¿qué es una casa ecológica? Pues más que una definición lo podemos enfocar como un objetivo.

Una vivienda ecológica es aquella que es construida pensando en minimizar su impacto sobre el medio ambiente, permitiendo un desarrollo sostenible, generando sus propios recursos, persiguiendo una autosuficiencia y siendo coherente o compatible con el entorno en el que se construye.

Desde el punto de vista arquitectónico esta definición de casas sostenibles toma toda la fuerza, ya que a diferencia de la arquitectura tradicional, la arquitectura sostenible tiene en cuenta el impacto de la construcción sobre el medio ambiente e intenta minimizarlo lo máximo posible. Como se ha comentado antes, el principal objetivo es optimizar la eficiencia energética, aprovechando al máximo los recursos del entorno y fomenta el reciclaje de materiales.

Las características anteriores nos llevan a pensar que no hay una única vivienda ecológica, sino muchas posibles que variarán de acuerdo a las condiciones particulares del lugar donde se emplaza y de si se pueden aprovechar las posibilidades que brinda este hábitat. Por ello es fundamental a la hora de construir una casa ecológica profundizar en el conocimiento de su medio.

Así, la localización determinada y su interacción con el entorno es uno de los dos principales puntos que caracterizan este tipo de construcciones.

Después, se pueden añadir todas las características inherentes a la propia casa y a los que las habitan:

– Ahorrar el máximo de energía posible: Esto tiene que ver con sacar el máximo rendimiento de la energía que la casa recibe directamente por factores climáticos como el sol o el viento.

– Fuentes de energía renovables: Instalando dispositivos como las placas solares. Otras fuentes de energía renovables que se pueden considerar son la energía solar térmica (para calefacción, agua caliente sanitaria y aire acondicionado), biomasa o incluso la geotérmica. Lo ideal para garantizar el suministro energético durante todo el año y con las variaciones climáticas existentes es combinar las diferentes fuentes.

– Ahorro de agua: Instalación de dispositivos para recoger el agua de la lluvia y utilizarla para el riego de plantas, el lavabo o el lavado de ropa. También hay sistemas para reciclar el agua, como por ejemplo la desechada por la lavadora y/o la del lavaplatos.

– Utilizar materiales reciclables o de materias primas locales: Permite reducir el consumo de materias primas y la cantidad de desechos.

– Sostenibilidad y el ahorro en aspectos concretos como: los materiales de construcción, la pintura, el mobiliario, la ventilación, el manejo de la contaminación eléctrica, la utilización de energía solar (pasiva o activa) y el sistema de reciclaje.

Las ventajas de las casas ecológicas Son numerosas:

1.- Representan un importante ahorro, tanto en la construcción como en el gasto a largo plazo.

2.- Existen numerosas soluciones para maximizar la eficiencia energética.

3.- El uso de materiales ecológicos aumenta la durabilidad de la casa, ya que los materiales ecológicos o naturales suelen ser mucho más resistentes que los “artificiales”.

4.- Las casas ecológicas contribuyen al respeto al medio ambiente ya que no contaminan ni desperdician energía, sino todo lo contrario.

Finalmente, cabe destacar que una casa ecológica siempre es símbolo de desarrollo sostenible y de respeto al medio ambiente.

FUENTE: Blog Casas Ecológicas
http://casas-ecologicas.blogspot.com.es/

También te puede interesar

Inmuebles de Barcelona

inmuebles de Barcelona