Muchos edificios poseen en su parte superior viviendas ático y sobreático. Normalmente, este tipo de pisos suelen tener una terraza de mayor tamaño que los balcones del resto de viviendas de la finca.

Se da la circunstancia que estas terrazas son el techo del piso o pisos inferiores, por lo que cualquier problema en las mismas puede representar un inconveniente para esos pisos inferiores.

Por otro lado, estas terrazas se consideran elementos comunes pero de uso y disfrute privativo del propietario de la vivienda en cuestión.

Eso quiere decir que el propietario debe hacer un buen uso de la terraza y realizar un correcto y periódico mantenimiento de esta.

Y en caso de tener que reparar la terraza debido a problemas como daños en la capa impermeabilizante, será responsabilidad de la comunidad de propietarios su solución al tratarse, como decíamos, de un elemento común.

No obstante, en multitud de ocasiones estas terrazas presentan problemas por mal uso o negligencia de sus usuarios y/o propietarios.

Veamos algunos ejemplos:

 

Sustitución del pavimento de origen

Hay propietarios de áticos y sobreáticos que se plantean la sustitución del pavimento existente en la terraza por otro que les guste más.

En la mayoría de los casos, el pavimento de la terraza suele ser la típica rasilla roja de 14 x 28 cm., que estéticamente no es muy agraciada.

Por eso los propietarios se plantean colocar encima un nuevo pavimento más agradable a la vista.

A pesar de que deberían de solicitar permiso a la comunidad de propietarios, habitualmente nadie lo hace, pero esto a priori no representa ningún problema hasta que el piso inferior comienza a padecer de humedades o filtraciones que provienen de dicha terraza.

Si ello supone que se ha de rehabilitar la terraza por problemas en la capa impermeabilizante, la comunidad deberá solicitar presupuestos para ello y el propietario de esa terraza querrá un pavimento similar.

¿Tiene obligación la comunidad de propietarios de poner el mismo pavimento?

La respuesta es no. La comunidad lo que sí que tiene es la obligación de reparar la capa impermeabilizante y poner el pavimento de origen de la terraza, y si el propietario desea un pavimento diferente, le tocará asumir el coste económico de la diferencia.

 

Colocación de tarimas de madera encima de la terraza

Otro supuesto similar a la sustitución del pavimento es la colocación, por parte del propietario de la terraza, de tarimas de madera encima del pavimento de origen.

No hay inconveniente en ello, salvo que se tenga que rehabilitar la terraza por daños en la capa impermeabilizante.

En ese caso, y como se tendrá que retirar la tarima para poder realizar correctamente el trabajo, ese coste económico extra ha de ser asumido por el propietario de la terraza.

 

Acumulación de gran cantidad de plantas y enseres

Otro de los problemas típicos de las terrazas de áticos y sobreáticos acostumbra a ser la gran acumulación de macetas con plantas y objetos múltiples.

A veces estas macetas son de grandes dimensiones y contienen árboles o arbustos.

Si las macetas están en contacto con el pavimento, estas transmiten humedad de forma constante.

Aparte, está el excesivo peso adicional que ha de soportar la estructura de la terraza.

Hay terrazas de áticos y sobreáticos que parecen auténticos mini bosques, lo que a la larga, perjudica al pavimento.

No obstante, si se demuestra que la terraza ha sufrido daños por negligencia del propietario, la comunidad de propietarios puede efectuar reclamación contra él.

 

Anexión de parte de la terraza a la vivienda (cerramientos)

Debido a que a veces los pisos ático y sobreático no tienen mucha superficie destinada a vivienda, los propietarios se plantean anexionar una parte de la terraza al hogar, en concreto, al salón comedor para ampliarlo.

Esta actuación ha de contar con el permiso de la comunidad de propietarios ya que, como hemos indicado, la terraza es un elemento común.

Como en el caso de la sustitución del pavimento, aquí también nos encontramos con el hecho de que nadie solicita permiso a la comunidad y realiza las obras por su cuenta.

Nuevamente, esto no representa ningún problema hasta que el piso inferior empieza a sufrir de humedades y filtraciones procedentes de la terraza.

No obstante, en este caso parte de la terraza está anexionada a la vivienda, por consiguiente la dificultad puede surgir si se tiene que intervenir en la zona situada debajo de la vivienda.

Como no se trata de una construcción de origen, la comunidad de propietarios no tiene la obligación de reponer la zona afectada tal y como está actualmente, debiendo asumir dicho coste el propietario de la citada vivienda.

Como vemos, las terrazas de los pisos áticos y sobreáticos son elementos muy bonitos, pero también pueden ser un foco de problemas en las comunidades de propietarios, principalmente por el mal uso que suelen hacer de ellas sus usuarios.

En Finques Chicote administramos numerosos edificios con áticos y sobreáticos y conocemos las molestias en lo tocante a convivencia que pueden representar las terrazas, y los conflictos que estas generan, sobre todo en los pisos ubicados justo debajo, por lo que ante estas problemáticas acostumbramos a asesorar a nuestros clientes para procurar minimizar los riesgos.

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Ingresa con e-mail

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad
Powered by Estatik