Es habitual que los propietarios que forman parte de un edificio piensen que las averías de cualquier elemento de este, como puede ser la instalación del portero electrónico o de la antena de TV sean siempre responsabilidad de la comunidad de propietarios. Y esto no es así.

Entre las averías más habituales en las viviendas se encuentran especialmente dos:

  • Interfono o telefonillo.
  • Toma de antena TV.

Es seguro que entre todas las llamadas que recibimos los administradores de fincas, las averías de estos dos elementos sean de las más comunes.

Y también es muy común que cuando se averían estos elementos, los propietarios desconozcan a quien corresponde asumir el coste del arreglo.

Instalación de portero electrónico

Dentro de la instalación del portero electrónico (o videoportero) tenemos dos partes diferenciadas:

  • Una comunitaria (placa exterior y cableado).
  • Una privada (aparato del interior de la vivienda).

Cuando un propietario tiene problemas con el portero electrónico, ya sea por que no hay audición o no se puede abrir la puerta de la calle, puede ser debido a un problema comunitario (placa exterior o cableado) o a un problema privado (aparato del interior de la vivienda), ya sea interfono o monitor.

Si el problema esta localizado en el aparato interior de la vivienda, corresponderá al propietario asumir el coste de la reparación.

Muchos propietarios interpretan que dicho arreglo corresponde a la comunidad porque cuando se realizó la instalación general en el edificio, o se efectuó una sustitución de una instalación antigua por otra nueva, el coste total de la misma fue asumido por todos los propietarios.

En realidad, cuando esto sucede lo que en verdad asume cada propietario es su parte proporcional de la instalación comunitaria y el coste de su instalación individual, ya que se realiza a nivel general del edificio.

No obstante, el aparato interior de la vivienda es un elemento privativo y cuando este se avería más adelante, corresponde al propietario de la vivienda asumir el coste de su reparación o sustitución.

Instalación de antena de TV.

Algo parecido sucede con la instalación de la antena TV.

Tenemos también dos partes diferenciadas:

  • Una comunitaria (antena exterior, amplificadores y cableado).
  • Una privada (toma interior de la vivienda).

Cuando un propietario tiene problemas de recepción de la señal de TV, en general, o de algún canal en particular, normalmente piensa que es debido a una avería de la instalación comunitaria y esto no siempre es así.

Esta es una de las llamadas más habituales que recibe cualquier administrador de fincas, tal y como indicábamos anteriormente, y juntamente con los problemas de interfono.

No obstante, los administradores solemos saber de forma anticipada si una avería de antena TV es privada o comunitaria.

Si la avería afecta solo a una vivienda, es casi siempre un tema privado, ya que si fuera comunitario afectaría a todas o casi todas las viviendas.

Y si la avería es privada casi siempre esta localizada en la toma de la antena de TV individual que hay en cada vivienda.

En la mayoría de las viviendas existe más de un aparato de TV. y todos suelen tomar la señal de la misma toma de antena, por lo que es muy común que haya problemas de recepción de señal por una mala instalación interior.

Por lo tanto, en estos casos el propietario de la vivienda deberá asumir el coste de la reparación.

En Finques Chicote recibimos numerosas comunicaciones de nuestros clientes manifestando problemas con el interfono o con la antena de TV y es nuestra obligación informarles que si la avería esta localizada en su interfono o toma de antena de TV, deberá ir a su cargo la reparación o sustitución.