Un Derecho de Servidumbre es un concepto legal que otorga a una persona (llamada «beneficiario» o «dominante») ciertos derechos de uso o acceso sobre una propiedad perteneciente a otra persona (llamada «sirviente»). Este derecho permite al beneficiario utilizar de alguna manera la propiedad del sirviente, lo que puede incluir actividades como el paso, el acceso a recursos naturales, el suministro de servicios públicos o la instalación de infraestructuras.

Existen varios tipos de servidumbres, cada una diseñada para cumplir con necesidades específicas y distintos propósitos:

  • Servidumbre de paso: permite al beneficiario acceder a su propiedad a través de la propiedad del sirviente. Esto es común en áreas donde no hay acceso directo a la carretera pública, lo que requiere que el propietario de la tierra sin acceso permita el paso a través de su propiedad.
  • Servidumbre de luces y vistas: garantiza el derecho del beneficiario a mantener abiertas ventanas o estructuras que proporcionen luz y vistas panorámicas a través de la propiedad del sirviente. Esto puede ser importante en zonas urbanas densamente pobladas.
  • Servidumbre de aguas: permite al beneficiario acceder a una fuente de agua ubicada en la propiedad del sirviente, como un río, un pozo o un manantial, para uso doméstico, agrícola o industrial.
  • Servidumbre de drenaje: permite al beneficiario dirigir el flujo de agua de su propiedad a través de la propiedad del sirviente para evitar inundaciones o daños.
  • Servidumbre de desagüe: similar a la servidumbre de drenaje, esta permite al beneficiario desaguar aguas residuales o de lluvia a través de la propiedad del sirviente.
  • Servidumbre de pasto: permite al beneficiario hacer que sus animales pasten en la propiedad del sirviente.
  • Servidumbre de paso de servicios públicos: permite a las compañías de servicios públicos (como electricidad, gas, telecomunicaciones, etc.) instalar y mantener líneas o infraestructuras en la propiedad del sirviente para suministrar servicios al beneficiario.
  • Servidumbre de apoyo o sustentación: permite que una estructura, como un muro o un edificio, se sostenga o apoye en la propiedad del sirviente.

Estos son solo algunos ejemplos de los diferentes tipos de servidumbres habituales que existen y que a su manera pueden darse en las comunidades de propietarios, aunque servidumbres como tales hay muchas más. Es importante señalar que el establecimiento de una servidumbre generalmente requiere un acuerdo legal formal entre las partes involucradas y puede estar sujeto a regulaciones y restricciones específicas según la jurisdicción y las leyes locales.

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Ingresa con e-mail

Comience con su cuenta

para guardar tus casas favoritas y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad
Powered by Estatik