Es importante destacar que el administrador de fincas es el profesional cualificado y adecuado para la administración de las comunidades de propietarios.

Además, ofrece otros servicios como el asesoramiento inmobiliario, asesoramiento jurídico, gestión deseguros, arrendamientos urbanos, etc. y otras tareas que necesitan ser gestionadas con mucha profesionalidad.

Por otro lado, el administrador de fincas es un profesional colegiado, con las garantías que ello ofrece.

Si un gestor de fincas desarrolla su actividad en Barcelona, estará colegiado en el Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona y Lleida.

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas?

Las funciones de un administrador de fincas son múltiples y abarcan los 360 grados de la gestión de una comunidad de propietarios.

1. Creación de la comunidad de propietarios

El administrador de fincas deberá encargarse de la creación de la comunidad de propietarios según lo que indica la Ley de Propiedad Horizontal, incluyendo la gestión del alta de NIF, modelo -036- de la Agencia Tributaria y el alta del Libro de Actas donde se registrarán las actas de las reuniones de la comunidad de propietarios.

2. Ejecución de los acuerdos adoptados en el acta

Además de dar de alta el Libro de Actas dónde el gestor registrará todas las actas de las reuniones que se vayan realizando, el administrador de fincas deberá llevar a cabo todos los acuerdos que se hayan adoptado en dicha acta, ofreciendo las mejores soluciones a los vecinos de dicha comunidad.

3. Convocatoria de reuniones en la comunidad de propietarios

Otra de las funciones que tendrá el gestor de fincas es la convocatoria y la ejecución de reuniones de vecinos, realizando una reunión mínima anual ordinaria con presentación de cuentas, presupuesto de gastos, elección de cargos de la Junta, etc.

El administrador de fincas deberá celebrar tantas convocatorias de reuniones extraordinarias como sea necesario, cumpliendo con la normativa legal.

Además, también deberá encargarse de la redacción del acta de las reuniones que se celebren en la comunidad de propietarios.

4. Gestión de las cuentas y presupuestos

El administrador de fincas también deberá encargarse de la economía de la comunidad de propietarios, en el caso de que sea preciso para la comunidad.

Entre las diferentes tareas encontramos la confección de estados de cuentas anuales y parciales, presupuestosde gastos anuales y toda la economía asignada al mantenimiento y conservación de los bienes inmuebles. Además del pago de los gastos propios de la comunidad de propietarios, tanto ordinarios y recurrentes como extraordinarios.

El gestor de la comunidad deberá también hacerse cargo de emitir los recibos de las cuotas o derramasextraordinarias que vayan surgiendo y gestionar todos los temas fiscales propios de la comunidad de propietarios.

5. Resolución de las incidencias de la comunidad de propietarios

El administrador de la comunidad de propietarios deberá gestionar y resolver todas las incidencias que ocurran en la comunidad, desde escapes de agua en conducciones comunitarias hasta fallos en el ascensor.

Cualquier problema referente a la instalación eléctrica o a los elementos estructurales del edificio, tales como fachada, terraza, cubiertas o patios de luces, deberá ser resuelto por el gestor de fincas correspondiente.

6. Atención personalizada para los vecinos de la comunidad

Un buen administrador de fincas atenderá personalmente las dudas y los inconvenientes que necesiten resolver los vecinos de la comunidad de propietarios, ya sea a través de e-mail, teléfono o presencialmente.

Estas serían, a grandes rasgos, las funciones y tareas que debe llevar a cabo un administrador de fincas en una comunidad de propietarios. Sin embargo, otros servicios en los que podemos ofrecer nuestro asesoramiento son en los servicios inmobiliarios, jurídicos, fiscal y laboral, arquitectura e ingeniería, seguros o arrendamientos urbanos relacionados con las comunidades de propietarios.

En resumen, el administrador de fincas deberá ejercer de mediador, resolviendo los conflictos que aparezcan en la comunidad de propietarios y representándola legalmente, haciéndose cargo de todas las cuestiones relativas a fincas, parkings, viviendas, locales, trasteros, plazas de aparcamiento, etc.

En Finques Chicote, administramos más de 400 comunidades de propietarios y ejercemos la actividad de administrador de fincas en Barcelona desde el año 1968. Si necesitas asesoramiento en la gestión de tu comunidad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.