En ocasiones, en nuestro despacho de administrador de fincas en Barcelona, recibimos consultas de inquilinos que quieren saber cuáles son sus derechos dentro de la comunidad de propietarios donde viven.

Y nosotros solemos añadir que hay derechos, pero también obligaciones.

Es evidente que la ley de propiedad horizontal tanto en Cataluña como en el resto de España esta enfocada a las comunidades de propietarios que, como bien su nombre indica, afecta a los propietarios que conforman una comunidad.

Aunque la ley no hace mención expresa a los arrendamientos salvo para contemplar su posible extinción en caso de sentencia judicial por realizar actividades contrarias a la ley, no es menos cierto que los inquilinos/arrendatarios tienen sus derechos. Veámoslos.

Derechos del inquilino respecto a la comunidad de propietarios

  • Tienen derecho a usar las zonas comunes del edificio.
  • Tienen derecho a que se repare cualquier daño producido en el bien arrendado causado por elementos comunes (responsable la comunidad de propietarios) o por elementos privativos (responsable el propietario del bien causante)
  • Tienen derecho a no ser perjudicados por actividades molestas e insalubres, ya sean provocadas por la comunidad de propietarios o por otros vecinos

No obstante, la mayoría de los derechos de los inquilinos tienen que ver con su relación contractual con el propietario/arrendador del bien que ocupa.

Derechos del inquilino respecto al propietario del bien arrendado

  • Tiene derecho a realizar obras en el bien arrendado, pero contando con el permiso del propietario
  • Tiene derecho a desistir del alquiler tras los primeros 6 meses, avisando al propietario con un mes de antelación
  • Si está estipulado en el contrato, puede tener derecho de adquisición preferente del bien arrendado
  • Tiene derecho a no dejar acceder al propietario al bien arrendado si no lo desea
  • Tiene derecho a recuperar la fianza al concluir el contrato, o al dejar el bien arrendado, si no hay daños en el mismo.
  • Tiene derecho a exigir al propietario la reparación de los elementos que son necesarios del bien arrendado para garantizar una correcta habitabilidad de este

¿A qué no tiene derecho el inquilino?

Observaremos como el inquilino no tiene derecho a mas cosas dentro de la comunidad de propietarios que a las que sí tiene derecho:

  • No tiene derecho a asistir a las reuniones, salvo que el propietario delegue en él su representación.
  • No puede ser presidente de la comunidad de propietarios, ni ningún cargo de la Junta rectora
  • No tiene derecho a recibir las notificaciones o comunicaciones relativas a la comunidad de propietarios.
  • Para cualquier problema relativo a la comunidad de propietarios tiene que dirigirse al propietario del bien arrendado o al administrador particular del mismo si hay uno designado, y no al presidente ni al administrador de fincas (otra cuestión es que estos, de forma desinteresada, quieran atender sus demandas).

Obligaciones del inquilino

Las obligaciones del inquilino en relación con la comunidad de propietarios son las mismas que las que tiene cualquier otro vecino. 

No tiene mas ni menos obligaciones que el resto de los ocupantes del inmueble.

Muchas veces, cuando en el despacho recibimos quejas por problemas de convivencia, tenemos la sensación que estos solo pueden ser causados por inquilinos o por ocupantes de pisos turísticos, por ejemplo.

No obstante, es evidente que esto no es así ya que los problemas de cualquier índole pueden ser causados por cualquier tipo de vecino: propietario, inquilino, ocupante turístico, etc. y la ley de propiedad horizontal es muy clara en este aspecto. 

Todos los habitantes de un inmueble tienen las mismas obligaciones.

En Finques Chicote somos conscientes que el porcentaje de bienes arrendados en un inmueble aumenta cada año, encontrándonos con la paradoja en algunas comunidades de propietarios que el número de bienes arrendados supera a los departamentos ocupados por sus titulares.

Esto supone que cada vez hay más inquilinos en los edificios, por lo que es posible que en futuras reformas de la ley de propiedad horizontal puedan aumentar los derechos de los inquilinos en las comunidades de propietarios.